Por el portal, por favor

Estándar

Adelante, entra. Puede que no merezcas tanto como otros la entrada a este lugar, aún así, yo te lo concedo, pues haz sido el primero en pedírmelo y tal vez eso haya impedido a otros el acierto a entrar y caminar por los salones de vastas maravillas de un palacio nacido en semilla. El portal ha sido abierto con mi consentimiento, pero sólo vos sabés de su existencia, no creo que ingrese nadie más. Vení, sentate a mi lado, hay mucho por crear entre las sombras de esta sala decorada por destellos altivos y lejanos. Vení, más cerca, hacía mucho que quería sentir tibieza, y este bosque, vacío. Es increíble, pero te pido un abrazo, porque reconozco a mi hermana pequeña aunque jamás antes quise hacerlo, y ahora entiendo sus palabras, y las veo además de traviesas, sabias.  Vení, quiero tus labios, quiero besarte. Vení, quedate conmigo. Nadie jamás pidióme ser parte de este bosque, y fue entonces siempre frío. Vení, por un segundo, te ruego que te quedes a mi lado, que me beses las manos y me enseñes lo que dicen fuera que es realmente vivir. Vení, este bosque ya no será el mismo, ya no será frío, con un sólo segundo que quieras venir conmigo.

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s