Tarde de tréboles, noche de estrellas.

Estándar

De cuatro fugaces flores
que se abren en corazones.

Luna Nueva ha sido el pasado 16 de septiembre. Una bellísima noche para ver el vals de las estrellas, bajo un manto cálido de luz tenue. Palabras suaves, ojos llenos de alma, brisa. ¿Realidad o sueño? Parece más lo segundo, y sin embargo, todo indica que fue verdad. La constelación de la Cruz del Sur se hundía entre los cerros lejanos y Orión se mostraba con fuerza sobre nuestras cabezas. La suya, y la mía. 
Encontrar tréboles cuatrómicos no fue nada difícil, la magia abrazaba aquel mágico lugar, como si Tol Eressea se encontrase cerca, el mundo se hizo hebras, instantes de felicidad. 

Sueño o realidad.

Lo cierto, es que fue verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s