A vos

Estándar

Revisando archivos viejos, me encontré con esta poesía. ¡Qué inevitable es la vida! La escribí, enamorada, y ahora,  contemplo con alegría y cariño, a ese momento (nunca) compartido… como el de hace unos días, cuando volvimos a (no) cruzarnos, por alguna travesura del destino, y me volviste a dibujar una sonrisa en la cara. Lo que te agradezco, lo que he aprendido a tu lado (donde nunca estuve)… tanto…
Así que, si alguna vez leés esto, espero sepas que fue escrito alguna vez, pensando en vos. Sé feliz.

A vos,
con quien ni tiempo
ni espacio compartimos.

A vos,
que entre fantasmas
nos conocimos.

A vos,
que tengo miedo
de jamás tenerte para mí
porque te haría daño, tal vez,
el arrollar tu vida y tus planes
ya elaborados.

A vos,
que temés sea sólo ilusión
porque con ojos más maduros me ves
(y me ves pequeña)
con un camino por delante
más extenso que el tuyo,
más cambiante,
y dudás que siga en la misma dirección.

A vos,
con quien sueño
y a quien pienso todo el día
y toda la noche,
sin medidas, sin escuadras;
sin excusas, sin razones.

A vos,
a esa voz tan armónica,
a esos ojos tan brillantes,
a esa sonrisa radiante,
a ese sol que entibia en un abrazo
(ficticio).

A vos,
a vos te dedico todo mi corazón
y mi alma entera te susurra
que entre charcos y piedras
(y abismos, y espinas),
si la felicidad es más grande,
sigamos de la mano,
sin números ni medidas,
sin reglas, sin ataduras,
sigamos construyendo
nuestro propio palacio, nuestro templo;
sigamos sin expectativas más que las del presente,
y si un futuro llega, ya lo veremos venir
y si la puerta nos cierra, entonces sí…
Pero por ahora, mira las estrellas
que altivas aún nos contemplan
mientras nacen y caen imperios,
surgen y marchitan espinas
vuelan y aterrizan pájaros.
Por ahora, vivamos este encuentro
que de besos nunca dados se alimenta
que de abrazos no encontrados se deshace
y que sueña con los ojos de los sueños.
Por ahora, vivamos este rato
que al menos unos momentos nos dio la vida
para juntos extinguir todo fantasma
de distancia, de amor y de medida.

A vos,
te ofrezco mi mano
te ofrezco el camino
te invito a que vengas
y olvides las ciencias, y yo la poesía,
y vivamos el sol, las aguas, el cielo,
el amor y la alegría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s