Estrella de Luna Nueva

Estándar

Tiene la dicha
de conservar aún
algún que otro grano,
suculento y amarillo.
(Wilkilen decidió,
tal vez jugando a la Vida,
cuidar un poco más
aquella mazorca soleada).

Tiene la dicha
de haber besado
pétalos del jazmín vecino
al Árbol Blanco.

Tiene la dicha
del canto del ruiseñor,
de los ojos de amanecer
y la sonrisa de Luna.

Aún así,
la estrella
que yace en el cielo
no oye su canto,
ni ve los rayos de sus ojos,
y baila con pollera campestre
en un cielo de Luna Nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s