Vuela

Estándar

Y, soltándola, le dijo “vuela, la libertad te pertenece” y el ave supo que era así, y que, a la vez, eso no era cierto. Y dijo: “vuelo libre, porque sé que pertenezco al mundo, y al mundo pertenece mi felicidad. Y el mundo y yo somos uno. Somos libres”.

Y voló.

Quiso, en su corazón, verle. Quiso, en su alma, encontrarle. Quiso, de verdad que quiso, ser feliz  por encima de todo; porque cuando se es feliz, un pedazo de mundo lo es, y pronto, el mundo entero también.

“Vuela, la libertad te pertenece.” dijo. “Vuela, a mí también me perteneces, porque eres mundo, y yo también lo soy”.

Y voló.

Y en su corazón, entendió. A sólo pasos, le espera en el viento. De seguro, lo encontrará…
de camino al sol. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s