Hermano de la Vida

Estándar

pies en la arena

Sentí tu alma dentro de la mía, mientras te escuchaba. Tus palabras fueron suaves y fuertes, como un abrazo… como ese abrazo que te dí y que te hizo sonreír como un cielo. Entendiste lo que había en el corazón, y me hablaste de ello. Lo llenaste de rocío para que la semilla germine y en algún momento, encuentre la valentía de afrontar mis sueños. Y como siguiendo el destino, unas golondrinas pararon en mi ventana a susurrarme verdades de coraje… Y yo siento…

Una amiga lechuza me dijo que sepa esperar y sin ansiedad. Y yo, que cada vez quiero esperanzarme menos, y actuar más…

Me abrazo en el perfume que dejaste, y en la luz de tus ojos, de tu boca… Cierro los ojos para sentir mi fuerza interna y, al abrirlos, poder blandir la espada contra los obstáculos de la vida, y sus tentáculos. Camino pisando la arena, sintiendo cómo se hunde el pie entre sus granos húmedos… y en algún viaje, volver a encontrarte a vos. Y en todos los caminos, encontrarte a vos hecho Mundo, hecho Vida, Hermano, Familia… Familia.

Te amo, Hermano de la Vida.
Buen Viaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s