Jardín del mar II

Estándar

Médanos, arena y vos

Esa arena deslizándose entre tus dedos,
acariciando cada pliegue de tus manos,
cada línea en ellas marcadas.

Esa arena salina,
sintiéndose libre
al rozarte tan sólo
al sentirte abrazando,
al sentirte con ella.

Esa arena dorada,
de soles, de playas,
de alegrías que resplandecen
en las aguas del mar y la profundidad.

Esa arena crujiente,
exfoliante,
tibia,
humilde.

Esa arena, en tus manos,
ese grano,
el último en caer
o que se queda pegado.
Ese quisiera ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s