somos todos un solo amor

Estándar

Una vorágine vive en mi interior. Un murmullo de vibraciones en voz alta, a veces hasta gritando y cantando de pura alegría que rebosa.

Y como las salas de algún auditorio, lo que en mí se dice, no se oye fuera, lo que aquí se vive, aquí se queda. No es una cuestión de no compartir, sino un problema de coraje. Aún así, el miedo escurridizo y travieso no sabe a qué cuento viene, ni adónde va. Pero me aprisiona, desde poco más de un año o, quién sabe, tal vez más.

Las palabras se me atragantan, como aquella tarde de sol que se fue lloviendo, y me quedé con mil palabras en mi boca que debí soltar al viento. 

TE AMO.

En vos me reconozco de otro modo y te siento tan cerca como si realmente supiera (porque conocer es una cosa, pero vivirla es otra) que todos y todo somos uno.

Y al darme cuenta de semejante maravilla, puedo decirte, puedo asegurarte: TE AMO, y al amarte, amo al universo entero y me convierto en amor. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s